Sector 6, el juego de mesa

Compite hoy. Respira mañana.

Sector 6 cuenta la historia de los habitantes de Obliti, una prisión interestelar para los condenados a cadena perpetua. El poco interés por facilitar la existencia de los reclusos por parte de la administración hace que el mantenimiento y la llegada de suministros no sean los suficientes para la cada vez más poblada penitenciaría. Ante la escasez de oxígeno se impone la competición en el laberinto. Los recién llegados son obligados por las mafias internas a recorrer los complejos corredores del Sector 6 de la nave para recoger la mayor cantidad de oxígeno posible. Pero no bastará con ser el más rápido. Además, deberán ingeniárselas para no quedar encerrados. El complejo sistema de compuertas y salas giratorias convierten al Sector 6 en una prisión dentro de otra prisión.

Sector 6 es un juego de 1 a 4 jugadores en el que, para ganar, deberás moverte con inteligencia por los pasillos de un laberinto de losetas. Sus partidas de 30 minutos de duración y su fácil explicación, convierten a Sector 6 en un juego atractivo para casi cualquier público. Pero además, su profundidad estratégica hacen que los jugadores más experimentados no queden indiferentes.

Aunque el juego está enfocado a crear enfrentamientos de alta carga estratégica, las diferentes variantes y configuraciones de dificultad lo convierten, además, en un producto familiar que divertirá también a jugadores a partir de 8 años.

Juego de estrategia

Sólo ganarás si planificas estratégicamente cada turno.

De 2 a 6 jugadores

Disfrutarás del modo solitario, competición o por equipos

60 minutos por partida

Aprenderás rápido a jugar aunque tardarás en dominarlo.

Recomendado para más de 10 años

Podrás ajustar la dificultad en función de con quién jueges.

Cómo se juega a Sector 6

En Sector 6 deberás planear una buena estrategia para controlar la mayor superficie de laberinto. Gana el jugador que recoja más oxígeno. Éste se encuentra en forma de marcadores de puntos esparcidos por las galerías del tablero. Estas salas están en constante movimiento pero no se mueven al alzar: son los jugadores los que, voluntariamente, harán que las paredes de los pasillos se abran o se cierren. De esta manera podrán acceder a nuevas zonas del laberinto o lograránencerrar a los demás jugadores.

Antes de correr, tus oponentes y tú debéis construir el laberinto. Tendréis que preparar bien vuestro terreno de juego. Para ganar la partida no basta con ser el primero en llegar a los puntos. Deberás elegir bien por dónde moverte y qué paredes accionar para impedir que tus oponentes consigan más puntos.

Para iniciar la partida, cada jugador necesita dos figuras de preso del mismo color, dos puntoso de inserción y una pila de losetas barajadas. Estas losetas representan las salas hexagonales del laberinto. Sus lados pueden estar abiertos o cerrados. Todos los jugadores cuentan con una pila de losetas idéntica para tener las mismas posiblidades a la hora de construir el laberinto.
En la primera fase de juego, por turnos, cada jugador roba la loseta superior de su pila y la coloca junto a otras dos loseta de la mesa. Ésta queda conectada a la red de pasillos que se va formando con las diferentes losetas. Además, en esta fase, cada jugador debe colocar sus Punto de Inserción. Estas losetas especiales son los lugares desde los que entrarán los dos presos de cada jugador. Pueden colocarlas donde y cuando quieran. Una vez se agoten todas las losetas, comenzará la segunda fase.
Por turnos, cada jugador mueve uno de sus presos en la dirección que desee sin saltar paredes ni otros a presos. En cada movimiento puede recoger los puntos de oxígeno que encuentre en el laberinto. Además el jugador puede rotar las losetas del tablero. Al rotar una loseta, la disposición de lados abiertos y cerrados varíe. Esto hace que la configuración del laberinto cambie. Además, las paredes de las salas cuentan con engranajes mecánicos que mantienen conectadas unas losetas a otroas. Así, al gurar una loseta girarán las adyacentes. Estos giros dan acceso a nuevas galerías pero también pueden dejar atrapados a los jugadores.
Los presos recorren todo el laberinto con libertad hasta que no quedan más marcadores por recoger. Una vez se han agotado, cada jugador suma el oxígeno que ha recogido a lo largo de toda la competición. Gana el jugador con más puntos tenga en su poder. Es habitual ganar por muy pocos puntos de diferencia. En Sector 6 cada turno cuenta si quieres respirar mañana.

Galería de imágenes

Millones de laberintos diferentes, emocionantes jugadas maestras, increibles miniaturas...